Noticias

¿Qué es la agroecología?

¿Qué es la agroecología?

La reciente búsqueda de mayor sustentabilidad en la producción de alimentos ha despertado el interés de muchos por esta disciplina, donde no se descarta el uso de tecnología ni la incorporación de insumos sintéticos.

El biólogo estadounidense Barry Commoner dijo alguna vez que “El uso apropiado de la ciencia no es conquistar la naturaleza, sino vivir en ella”. El académico de la Universidad de Columbia, quedó en la historia como uno de los precursores del ambientalismo, en un mundo donde la palabra ecología no era parte del vocabulario de la mayoría de las personas.

Un término que fue creado por el naturalista alemán Ernst Haeckel, quien trabajó dando a conocer el trabajo de Charles Darwin. Y que también le debemos conceptos como «filo», «ontogenia», «filogenia», «monofilético» o «polifilético».

Hoy consideramos que la ecología es la rama de la biología que estudia la relación entre los diferentes seres vivos entre sí y su entorno. Pero más coloquialmente la asumimos casi como un sinónimo de las acciones que nos llevan al cuidado de la naturaleza.

Fruto de todos estos conceptos nace la Agroecología, considerada en la actualidad como una disciplina científica y un movimiento social. En el primer ámbito se puede catalogar como el conjunto de prácticas, busca sistemas agrícolas sostenibles que optimizan y estabilizan la producción.

Se trata de un enfoque sistémico integral, que aborda el desarrollo de los sistemas agropecuarios y alimentarios, el que se basa en distintas técnicas, prácticas e innovaciones, donde se incluyen los conocimientos locales y tradicionales además de los de la ciencia moderna. Es decir, no se excluye a la tecnología para lograr el equilibrio necesario.

Para Claudio Sanhueza, Ingeniero en Recursos Naturales de la Universidad de La Frontera, se trata de una alternativa interesante, y explica: “La agroecología es una disciplina científica aplicada a los sistemas agroalimentarios, la idea es alcanzar la productividad, pero conservando el recurso y cuidando la raíz de la agricultura. Se trata de una tendencia que ha sido exitosa para proponer alternativas viables para resolver problemas de producción y degradación ambiental”.

Aunque, el profesional aclara que no se trata de una opción que se utilice en todos los contextos: “Se trata de una alternativa que va dirigida más a los pequeños productores, y ha sido ideal para ser empleados en comunidades indígenas. Porque tienen una producción autóctona, donde ocupan semillas variadas, donde lo importante es alimentar a la población y conservar la diversidad genética. Y eso es muy importante porque si perdemos la diversidad biológica nos quedamos con un mundo sin conocer”.

Otras fuentes señalan que con esta disciplina los que se apunta es dejar atrás prácticas que no eran cuidadosas con los recursos, como la labranza intensiva del suelo, prácticas de monocultivo, uso indiscriminado de fertilizantes sintéticos, el control químico de plagas y arvenses.

Lo cierto es que hoy es posible que escuchemos mucho más acerca del concepto, en especial cuando la sostenibilidad agroalimentaria toma más importancia, en medio de problemáticas como el cambio climático y la necesidad de producir alimentos de manera económica y a una escala adecuada.